Ni No Kuni: La Ira de la Bruja Blanca

Si con PlayStation 2 podíamos decir que era la generación de los RPGs, con la llegada de las nuevas consolas, estos han pasado a un segundo plano encontrándonos con muchísimos menos títulos y una calidad, en ocasiones, muy inferior a títulos de generaciones pasadas. Aún así, hemos podido disfrutar de grandes juegos de rol en nuestras consolas actuales y hemos asistido al alza del rol europeo y al declive del sistema japones que se encuentra en una crisis de identidad y estancado. Por suerte, todavía quedan recursos y hoy os hablamos de unas de las últimas maravillas del rol: Ni No Kuni: La Ira de la Bruja Blanca.

Level 5 y Studio Ghibli son los que dan vida a este proyecto. Dos grandes de la industria que parecen haber encontrado la forma de hacer grandes creaciones. Level 5 nos deja para el recuerdo juegazos como la saga del Profesor Layton, Inazuma Eleven, White Knight Chronicles o Dark Chronicles. Pero Studio Ghibli no se queda atrás con películas como La Princesa Mononoke, Porco Rosso, La Tumba de las Luciérnagas, El Viaje de Chihiro o la entrañable Mi Vecino Totoro. Con ambos gigantes sobran las presentaciones.

Ni No Kuni 01

Ni No Kuni nos cuenta la historia de Oliver, un niño que vive feliz con su madre en Motor Ville. Desgraciadamente, en los primeros compases del juego se produce un desafortunado suceso que cambia la alegre existencia de nuestro joven protagonista. Lleno de tristeza acaba llorando sobre su peluche favorito que, al contacto con sus lágrimas, se transforma en un duende: El Alto Gran Maestre de los Duendes Drippy. Este hilarante personaje nos contará que existe más de un mundo y que del que él proviene tiene gran influencia en el de Oliver al estar cada persona ligada por su doble del otro mundo. Por desgracia, Shadar, el Mago Oscuro, esta creando el caos en su mundo y Oliver parece ser el elegido para librar ambos mundos de esta amenaza y quizás recuperar a su madre.

Y así comenzamos nuestra andadura por Ni No Kuni, viajando a un mundo fantástico y completamente diferente a Motor Ville en nuestra búsqueda de hacer de Oliver un mago digno de derrotar a Shadar.

Ni No Kuni 02

Gráficos:

Increíbles. Es asombroso lo bien que se integra el Cell Shadding con la técnica de Studio Ghibli para crear unos decorados de ensueño llegando en ocasiones a confundir dónde empiezan los polígonos y dónde terminan los dibujos. Las expresiones y movimientos de cada personajes son fluidos y muy naturales. Una auténtica obra de arte que huye de la realidad para refugiarse en los dibujos creando un auténtico paraíso.

Ni No Kuni 03

Jugabilidad:

Manejaremos a un único personaje por el campo de batalla, desplazándonos con el joystick mientras escogemos las órdenes con la cruceta y confirmando con X o cancelando con O. En cualquier momento podemos cambiar al PJ seleccionado en medio de la batalla.

Para luchar se nos presentan dos opciones: PJ o únimos. El sistema de únimos no deja de ser un extracto de Pokemón: Busca, captura, entrena y evoluciónalos con sus distintos tipos, zodiacos y habilidades aunque de una forma mucho más sencilla. Gracias a los únimos, el juego gana muchas horas en busca de mejorar y afrontar con mayor garantía las batallas.

Ni No Kuni 04

Sonido:

Cualquiera que haya disfruta de alguna de las películas de Studio Ghibli habrá observado que, aparte de un elaborado dibujo y guión, también están acompañadas de una BSO buenísima que acompañan perfectamente. Pues con Ni No Kuni no han sido menos y las canciones que escucharemos durante nuestra aventura nos ayudan a meternos aún más en ese mundo de fantasía, creando una atmósfera casi mágica. Simplemente insuperable.

Ni No Kuni 05

Jugabilidad: 8
Gráficos: 10
Sonido: 10
Duración: 9
Total: 9

Resumen:

Es un juegazo que perdurará en el recuerdo de todos aquellos que lo probemos. Mención aparte el Vademecún del Mago, lo que vendría a ser el libro guía para ser un mago y que está cuidadísimo, leyéndolo parecerá que nosotros mismos estamos aprendiendo a ser un auténtico mago. Un juego que se le coge cariño y que está impregnado de la magia de Level 5 y Studio Ghibli pero que lo mata en gran parte ese aspecto infantil, tanto en lo artístico como en el desarrollo al presentarse como un juego facilón, dónde alguna batalla nos hará pasar apuros de muy vez en cuándo, Drippy nos dice constantemente que debemos hacer ante cualquier obstáculo y dónde todos y cada uno de los caminos están diseñados para llevarte a tu destino sin posibilidad de perderte.

Y eso lo condena. Una dificultad un poco más elevada con un poco menos de guía y exploración lo habrían hecho merecedor de entrar en el olimpo de los RPGs. Pero que nadie se engañe: es un juegazo impresionante donde está presente la magia de ambos estudios y que no defraudará a nadie.

Ni No Kuni 06

Deja un comentario